Fular semielástico marca Hokkyoku S. Ref: "Azul". ¡SALE!

$159.000 (COP)Precio base

Precio anterior: $229.000 Producto Japonés. Técnica Shijira. 100% algodón. Medidas: 4.30 x 35. Ideal para nudos cortos. Muy fresco, no se pega a la piel cuando hace calor y la apertura del tejido permite una buena circulación de aire.

PinterestGoogle+

Llévame

valor del envío - DESCUENTOS POR PAGO EN EFECTIVOv^

Escoge entre 1 y 2 opciones de las siguientes:
DAVIVIENDA. A BABYAYU SAS. AHORROS. FORMATO DE CONVENIO EMPRESARIAL CON DEPÓSITO A LA CUENTA NÚMERO: 469700009779 EN DONDE DICE REFERENCIA 1 COLOCAR NIT O CÉDULA.
¡AYU y sus amigos donan la diferencia! Te contactamos con quien lo recibió!

Cantidad

1 unidades disponibles

Fular semielástico marca Hokkyoku S. Ref: "Azul". ¡SALE!
  • Fular semielástico marca Hokkyoku S. Ref: "Azul". ¡SALE!
  • Fular semielástico marca Hokkyoku S. Ref: "Azul". ¡SALE!
  • Fular semielástico marca Hokkyoku S. Ref: "Azul". ¡SALE!
  • Fular semielástico marca Hokkyoku S. Ref: "Azul". ¡SALE!

Descripción

Creado con la técnica Shijira, se basa en la aplicación de una tensión de tejido diferente de la urdimbre y la trama. Esta técnica pone de manifiesto una apariencia desigual (conocido como shibo) en la superficie de la tela, que da al material una textura agradable, ligera y cómodo de llevar. 

Originario de la prefectura de Tokushima durante la era Meiji (1868-1889), se cree que la textura única de Awa Shijira-ori fue descubierto por accidente cuando el paño se quedó fuera en la lluvia, luego se seca al sol. A medida que el tejido se contrajo, se desarrolló una textura desigual de arrugas, conocidos como shibo. Esta contracción se debió a diferente tensión entre los hilos de la urdimbre. En 1977, el gobierno de Tokushima lo catalogó como una artesanía tradicional.

La técnica consiste en una tensión desigual de un conjunto de hilos con una tensión ajustada, que se alterna con hilos de menor tensión, otorgando una una textura similar a la del crepé. El mantenimiento de este desequilibrio en la tensión al colocar los hilos en el telar, en un elemento esencial en la creación de esta tela, única en Japón.

Con esta técnica y otras como la "Tsmumugi", se fabrican portabebés, entre ellos el fular semielástico (mixto o híbrido). Tiene mayor rigidez que el fular elástico y por ello aguanta más peso del bebé según la marca (entre los 12 kg y 18 kg del bebé), aunque es menos rígido que el fular rígido.


Es un portabebés cómodo, suave y resistente, que admite más alternativas de posiciones que el fular elástico, aunque dichos parámetros dependerán de la calidad y composición de la tela; el referente se puede encontrar en el mismo producto. Por su rigidez también soporta más peso que el fular elástico (sin imitar la sujeción del rígido), haciéndolo apto para quienes buscan más estabilidad con posiciones en la espalda, para su uso con bebés grandes o incluso por aquellos que los necesitan para llevar bebés prematuros (pudiendo utilizarse para el cuidado canguro bajo la guía y orientación de un profesional de la salud de confianza), o bebés con ciertas condiciones que requieren mayor sujeción y estabilidad al ser porteados.




Comentarios