Cómo evitar conflictos de intereses por eventual violación del Código de Sucedáneos de la Leche Materna

R$229,16

AYU presta servicios de consultoría virtual, con un abordaje clínico y legal de la Salud Mental Perinatal y la Salud Sexual y Reproductiva. 

En el campo de la salud y la nutrición infantil, es de responsabilidad principal de los profesionales sanitarios, cuidar la salud y el desarrollo óptimos de los lactantes. Esta responsabilidad abarca la protección y el apoyo a la lactancia. Debido a que las empresas que fabrican sucedáneos de la leche materna buscan lucrarse, parte de sus estrategias de mercadeo buscan lograr el respaldo de los profesionales de la salud, lol que genera conflictos de intereses y la transgresión de regulaciones internacionales. Parte de esta normatividad es la del Código de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, incluidas las resoluciones posteriores de la Asamblea Mundial de la Salud, que buscan contrarrestar la comercialización peligrosa de los sucedáneos de la leche humana, tanto para el público en general, como para los profesionales de la salud. 

AYU capacita a instituciones y a profesionales de la salud, incluidos obstetras, pediatras, educadores prenatales, doulas y odontopediatras, consultores de lactancia IBCLC y asesores de lactancia; fisioterapeutas, enfermeros que necesitan aprender sobre los conflictos de intereses y la vulneración del derecho a la alimentación que por desconocimiento podrían estar desprotegiendo, así como la guía para crear espacios de investigación, servicio, protocolos y políticas que cuiden la práctica de la lactancia.

Sesión de 40 minutos a una hora.
Para una persona. Acompañante: cupo gratuito.
Consultar tarifas para grupos e instituciones.

Profesionales expertos en psicología, lactancia, derecho, educación perinatal y sexología te acompañan en este viaje.  Estos servicios se caracterizan por su tarifa especial y parte es financiado por nuestro programa "AYU quiere a los niños". Para alcance legal, visita la sección de preguntas frecuentes. 

 
 
Foto cortesía: Amina F y Karolina G.
Compartilhar: